Now Playing Tracks

Trenzaré mi tristeza

 Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los harìa llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas, que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.

Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.

Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…

Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello.

por Paola Klug

"No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe… 

No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma. 

No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.

No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias. Una que no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo. 

No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, jamás se regresa…”

Martha Rivera Garrido, poeta dominicana.

La causa de la enfermedad no es la especie en sí sino el sistema económico - el Capitalismo Salvaje- que la especie HUMANA se ha dado a sí misma como organización. 

El consumismo es el causante de todo el daño ecológico y social que vemos día a día. La Tierra se ha quedado pequeña; literalmente, ya no nos alcanza. Al planeta Tierra le faltan hectáreas de tierra, hectáreas de mar, hectáreas de bosque, para poder mantener el nivel de consumo actual.

Lo peor del “homo sapiens” es su codicia. Ese sí que es el pecado original de la humanidad. Deberíamos dejar de ver las entrañas de la Tierra como una fuente de riqueza, y en todo caso abordar su explotación con el único objetivo del bien común y mediante una estrategia conservacionista natural.

Planeta Consciente

HIMNO DEPARTAMENTO DE RISARALDA

Letra: Luis Carlos Gonzáles Mejía
Música: Laureano Betancurth Chavarro

CORO

Salve, recia fusión poderos
de civismo, de brazo y montaña
que forjó con arcilla de ancestro
inmortales perfiles de estatua.
Risaralda, con casta de hidalgos, cumplirá - juro a Dios - su palabra
en jornada tenaz sin fatiga,
y en función permanente de Patria.

I

Fiel retoño de cepa labriega en vivero de Pueblos de Caldas,
conquistando futuro y espacio para el vuelo cautivo en sus alas,
una aurora inicial de febrero arrogante surgió Risaralda, 
con honesta esperanza de surco y rumor de oraciones y fragua.

II

No fue el odio que todo destruye agresiva razón de su causa;
fue el anhelo de ver la semilla convertida en dorada abundancia, 
y triunfante la airosa bandera que en abrazo fraterno formaran
sus catorce lucientes estrellas Sobre verde de mapa y labranza.

III

Más justicia, más paz, más trabajo más cultura, más luz y enseñanza
 y más leña avivando la lumbre hacendosa en la humilde cabaña,
 es la ley natural que persigue como meta final de su marcha, 
esculpiendo su joven historia con orgullo, tesón y confianza.

We make Tumblr themes